sábado, 13 de marzo de 2010

ECOLOGíA GENERALIDADES Y PRINCIPIOS BÁSICOS


ECOLOGíA


GENERALIDADES Y PRINCIPIOS BÁSICOS


Dar Click Aquí para >>> Las Prioridades y las Razones para la Conservación Ambiental

INTRODUCCIÓN

Dado el rápido deterioro del ambiente el conocimiento ecológico se hace cada día más urgente, en especial si se tiene en cuenta que el hombre ha contribuido en gran medida a este deterioro.
Debido a que la Ecología es un campo muy extenso del conocimiento biológico es muy difícil delimitar un tipo de problemas específicos, objeto de su estudio. No obstante, sí podemos hablar de enfoques en la Ecología. Estos son esencialmente tres: Enfoque de ecosistemas, enfoque de poblaciones y de comunidades.

Enfoque de ecosistemas: Dado que en los ecosistemas se encuentra un gran número de organismos que realizan actividades y que se hallan en ambientes distintos; en el enfoque de ecosistemas, los organismos y sus actividades se describen a manera de procesos de flujo de energía y ciclo de nutrientes, lo cual permite realizar una comparación entre ecosistemas, por disímiles que estos sean .

Enfoque de poblaciones: En este enfoque se estudian las propiedades particulares de un grupo de individuos de la misma especie o población a tres niveles fundamentales: Adaptaciones de los organismos de la población a su medio ambiente, distribución geográfica de la población y variaciones en tamaño y densidad de las mismas.

Enfoque de comunidades: En el enfoque de comunidades se estudian básicamente interacciones entre las poblaciones y la composición de las especies que la conforman.


Objetivo General

Se estima que el planeta Tierra tiene aproximadamente 4.600 millones de años. De acuerdo a los fósiles hallados por los científicos, la especie humana (Homo sapiens sapiens) habita el planeta desde hace nada más que 40.000 años.
En lo últimos miles de años los humanos estamos destruyendo al planeta y lamentablemente esta tendencia aumenta día a día. Si no modificamos nuestro estilo de vida, el futuro de la Tierra, y por ende de todo ser vivo, será igual a lo presentado por las películas futuristas de ciencia ficción donde muestran un planeta desértico, con hambruna, guerras por el agua dulce, etc.
Lo importante es que podemos evitar este futuro sombrío y para ello debemos conocer nuestra historia y procesos que nos condujeron a este momento , para entender que no nos equivocamos y como mejorar.

La ecología es la rama de la Biología que estudia los seres vivos, su medio y las relaciones que establecen entre ellos. Éstos pueden ser estudiados a muchos niveles diferentes, desde las proteínas y ácidos nucleicos (en la bioquímica y la biología molecular), a las células (biología celular), tejidos (histología), individuos (botánica, zoología, fisiología, bacteriología, virología, micología y otras) y, finalmente, al nivel de las poblaciones, comunidades, ecosistemas y la biosfera. Éstos últimos son los sujetos de estudio de la ecología.



Objetivo Especifico.
Comprender mejor los siguientes conceptos
• Ecología y su definición
• Ecología y ecologismo
• Características de la Ecología
• Historia de la Ecología





Desarrollo del tema.

I.1.- Las definiciones de Ecología.

La etimología nos dice que Ecología es el estudio de la casa (= casa; =estudio) Sin embargo, necesitamos definirla.
El concepto de ecología ha tenido varias definiciones a través de su historia. Ernst Haeckel, quién además acuñó el término Ecología, la definió como: “Es el estudio de las relaciones de los organismos con sus medios ambientes orgánico e inorgánico” (1869). Sin embargo, es tan amplia que es muy poco lo que no quedaría incluido en ella. La definición actual más adecuada hoy día, y que podríamos llamar “académica”, es la que la define como «el estudio científico de las interacciones que regulan la distribución y la abundancia de los organismos”. (C. J. Krebs, 1978).

I.2.- Características de la Ecología
Es una ciencia por derecho propio, ya que tiene intereses particulares y utiliza métodos propios desarrollados en su devenir.
Es una ciencia puesto que hace uso del método científico, no se conforma con ser meramente descriptiva, sino que es explicativa y predictiva, es decir teórica.
Además, la Ecología es una ciencia Holística y de Síntesis. Es holística porque en oposición al reducionismo —que pretende que el problema de la explicación se resuelve cuando se logra la reducción a los componentes más pequeños de un sistema— cree que las características y propiedades de un sistema biológico, o de un nivel de organización de la materia, emergen de la organización e interacción de las partes componentes. Es de síntesis porque recurre a los conocimientos adquiridos por otras ciencias: geología, meteorología y climatología, edafología, genética, fisiología, bioquímica, etología, entre
otras.

I.3.- Ecología y Ecologismo: una distinción necesaria
La Ecología es una ciencia, es decir, no es una teoría basada en conceptos previos a toda experiencia. Por el contrario, es un conjunto de ideas y conceptos basados en observaciones de hechos que ya se han producido y a cuyo análisis se ha aplicado el método científico, el rigor del número y la medida. El Ecologismo, en todas sus variantes, es siempre una ideología. Y las ideologías son construcciones a priori, elaboradas antes de los hechos, incluso, pese a ellos.
Tan profunda diferencia tiene un origen filosófico: lo que entendemos por “naturaleza”. Para el ecólogo la naturaleza es el conjunto de todas las cosas existentes, con independencia de su origen, pues todas ellas están sometidas a las mismas leyes y regularidades estudiadas por la física, la química, la biología, y otras ciencias de la “naturaleza”. Para un “ecólatra” , la Naturaleza (con mayúscula) es mucho más que eso, es el origen y causa de todo lo existente —salvo, claro está, todo lo hecho por el hombre—, es su explicación última y su razón de ser. Se le confiere un carácter creador y normativo: dicta pautas de conducta que todos los seres vivos cumplen mansamente con excepción de ese arrogante rebelde que es el hombre. Esta idea de naturaleza y el culto ético-político que se le tributa va más allá de lo humano, francamente no es humanista, es una proyección a escala cósmica de nuestros propios valores, haciendo caso omiso de que la naturaleza — ¡por naturaleza!— no da ni puede dar lecciones éticas ni enseñarnos cómo vivir.

I.4.- Historia de la Ecología.
La ecología tiene raíces complejas. Entre ellas podemos citar la Ecología empírica, es decir, los conocimientos que la experiencia entregaba al hombre sobre el medio en que se desenvolvía su vida.
La Historia Natural, (Buffon, Lamarck, Humboldt, Darwin) que se encargaba de describir lo que se encontraba en la naturaleza. Lamarck fue el primero en sugerir que las especies se transforman dando origen a otras. Desde Ch. Darwin llamamos evolucionismo al transformismo y aceptamos la selección natural como mecanismo de la evolución. Después le Darwin nada ha sido igual en las ciencias naturales y la biología; la visión del cosmos y de hombre ha cambiado radicalmente. Han quedado obsoletas y olvidadas —en las ciencias al menos— la teología natural y la ecología providencial. La Ecología Providencial, que se basa en la idea de “armonía ecológica” en la cual la naturaleza se entiende estructurada de manera de beneficiar y preservar cada especie. Junto a esta idea matriz, se encontraban el Creacionismo y el Fijismo. El primero asegura que las especies han sido creadas por una voluntad divina, el segundo, que las especies permanecen tal como fueron creadas: el mismo número de especies y sin modificaciones en sus formas.
La Demografía también ha hecho una importante contribución a la ecol_ogía de poblaciones que se interesa por el crecimiento poblacional. Destacan aquí J. Graunt, considerado el padre de la demografía, quien en 1662 realizó los primeros estudios cuantitativos de poblaciones humanas e hizo proyecciones de crecimiento poblacional. Malthus realizó polémicos estudios en los que planteaba las diferencias de crecimiento entre la población humana y su provisión de alimentos, pronosticando un desastre si no se tomaban medidas. Su famoso libro Essay on Population (1798) tuvo un efecto inspirador en Charles Darwin. P.F. Verhulst (1838) y su ecuación para representar el crecimiento poblacional, curva logística, puso una piedra miliar en la ecología de poblaciones.
La Medicina y la Agricultura, a través del estudio de ciclos parasitarios o de insectos plagas, también tuvieron un papel importante en el nacimiento de esta ciencia. Entre los destacados se encuentra R. Ross (1908) con sus trabajos de epidemiología y prevención de la malaria. Forskal (1775) trabajando con hormigas plagas de palmas datileras y hormigas predadoras dio con el concepto de contralor biológico tan importante hoy en ecología.
Es en la década de años ’60 del pasado siglo en que la Ecología se pone los pantalones largos. El aumento exponencial de la población humana, la explosión demográfica, y sus consecuencias concomitantes: sobre explotación de suelos, degradación de ambientes naturales, contaminación de aguas y aire, uso de pesticidas, etc., llamaron la atención de la opinión pública y su presión puso en el escenario a los ecólogos que habían permanecido ocupados en sus laboratorios. Es de justicia reconocer a los movimientos ecologistas, nacidos en aquellos tiempos, el mérito de sacar la ecología a la calle. Desgraciadamente, en la mente de la opinión pública la ecología está asociada inextricablemente con el medio ambiente humano y la ecología humana, olvidándose que es mucho más que eso. Es una ciencia que guarda con la realidad ambiental la misma relación que las matemáticas o la física con la ingeniería.











Conclusiones

Tres son los motivos que suelen aducirse para emprender los estudios de Ecología. Uno de ellos es de índole netamente académica y obedece a la natural tendencia de querer saber por el saber mismo. Se trata de estudiar ecología para comprender mejor las reglas del mundo biológico.
Otra razón esgrimida, la de entender mejor la posición del hombre en la naturaleza, tiene aspectos de aplicación más prácticos. Su fin es comprender las relaciones de intercambio que se establecen entre el hombre y su ambiente, es decir con el entorno inanimado y con los organismos con que convive. Esta la principal razón para incorporar los estudios de Ecología en los curricula de carreras que forman profesionales que trabajan directamente modificando el medio ambiente, puesto que sin un conocimiento de ese medio que se modifica, difícilmente esto se hará con propiedad y responsabilidad.
Estas razones hacen evidente la necesidad de entender las relaciones entre los organismos, así como las que ocurren entre estos y el medio físico, Un conocimiento adecuado, redundará finalmente en un mejor manejo de los recursos y un mejor entendimiento del mundo que nos rodea. Cuando el profesional agropecuario se preocupa de la ecología del bosque; de la ecología de praderas, de la ecología de sistemas de producción pecuaria, está demostrando que esta ciencia está integrada al crecimiento y desarrollo de la especie humana, más allá de un mero romanticismo. La urgencia de un desarrollo sostenible, hace insoslayable la necesidad de integrar el conocimiento en todas las actividades profesionales que intervengan directamente en la modificación del medio.



Bibliografía

http://www.croa.com.ar/docs/articulos/028.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Ecolog%C3%ADa
ACOT, PASCAL Historia de la ecología. Madrid: Taurus Ediciones S.A., 1990
LOBO, JORGE La base de la ecología. Madrid. Acción Divulgativa, S.A., 1993

Gracias por la visita, NO olvides Visitar, por lo menos 1 vez los enlaces en la parte superior, Inferior u izquierda superior de la pagina

¿buscas mas?:




Mas sobre Tareas Escolares

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada